La UBA en la COP 15

Durante los días 7 y 18 de Diciembre, la Universidad de Buenos Aires formó parte de la Delegación Oficial de la Republica Argentina que participó de la XV Cumbre Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 15) y Protocolo de Kyoto, realizada en la ciudad de Copenhague.

Líderes y delegados de más de 180 países del mundo arribaron a la capital danesa para tratar un nuevo acuerdo fundamental en materia de compromisos sobre reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento del planeta, que extienda los compromisos del Protocolo de Kyoto (1997). En ese sentido, resultó notorio que la mayoría de los participantes sostuvieran, desde el principio del evento, “la importancia de llegar al menos a un acuerdo” en el marco de la COP 15.

Por ello, los resultados finales arrojados por la Cumbre no satisficieron las expectativas generadas. Las dificultades para formar consensos en materia de pautas diferenciadas con arreglo a las emisiones nacionales, debilitó las posibilidades de alcanzar un acuerdo vinculante entre el conjunto de las partes.

De todos modos, la Declaración Oficial alcanzada, a pesar de dejar pendiente el tratamiento del problema de fondo sobre los compromisos vinculantes sobre reducciones, dejó abierto el tema y expresó la voluntad de diálogo de cara a la futura Convención de México de 2010.

El cronograma oficial de actividades de la Cumbre ofreció conferencias, mesas redondas que en diferentes sesiones se concentraron en la comprensión del impacto del cambio climático en el mundo, la sensibilización y el compromiso político, explorando el potencial de medidas adaptación y desarrollo de estrategias, programas y proyectos de mecanismos de desarrollo limpio.

La cumbre del clima comenzó con presentaciones sobre las necesidades en materia de medidas que combatan el calentamiento del planeta. Se destacaron, principalmente,  los impactos del cambio de clima, tales como aumento del nivel del mar y un acelerado calentamiento del ártico.

En diferentes foros, se discutió acerca de cuánto de la solución climática debería provenir de países desarrollados, y de países considerados en vías de desarrollo. Por ejemplo, China, India, Sudáfrica, Brasil, propusieron que las naciones desarrolladas reduzcan sus emisiones de dióxido de carbono en un 40%, comparado a los niveles de 1990. Esto correspondería a una reducción de emisiones ocho veces mayor de lo que fue recomendado en el protocolo de Kyoto. En algunas reuniones también se ha discutido de que manera los países en vías de desarrollo, podrían reducir emisiones a medida que éstos continúan progresando.

La organización meteorológica de mundo (por sus siglas al inglés, WMO, World Meteorological Organization), hizo su presentación, compartiendo los resultados  de sus investigaciones sobre los expedientes de la temperatura global. También resulta interesante mencionar, el tema abordado en un evento organizado por FAO (Food and Agriculture Organization) y el Ministerio Danés de Alimentación, agricultura y pesca. Las conclusiones que se obtuvieron relacionadas al cambio climático, la seguridad alimentaria y la pobreza mostraron que estos temas no pueden ser abordados de manera aislada sino que debe existir un entrecruzamiento entre los diferentes sectores, clima, alimentos y sociedad.
 
Por otro lado, cabe señalar la ponencia de Lisa Jackson, Administradora de la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (por sus siglas al inglés, EPA, Environmental Protection Agency). Jackson mencionó a los asistentes que los investigadores de EPA han determinado que los gases de efecto invernadero están poniendo en peligro la salud de las personas, y por lo cual EPA está en contacto permanente con  el congreso de  su país para trabajar en esta seria problemática.

Desde el punto de vista de la Universidades, más allá de la fuerte presencia de Organizaciones No Gubernamentales y delegaciones oficiales de los Estados, se señala la insuficiente presencia de las Universidades del mundo en este foro. En relación a la comunidad académica-científica, estuvieron presentes el British Council, y las Universidades de Yale y de Copenhague. Cabe mencionar que el Ministerio de Educación danés financia proyectos presentados por la Universidad de Copenhague, destinados a ofrecer cursos que refuercen el interés por la enseñanza climática  Los cursos están dirigidos a profesores de enseñanza primaria y secundaria ordinaria y a las escuelas secundarias superiores.

En este contexto, es importante destacar que esto consolidó próximos acercamientos en la temática entre las Universidades, dado que la UBA también, desde 2007, dicta  un curso de capacitación docente “Prepararnos para el futuro: Abordajes de contenidos interdisciplinarios sobre el Cambio Climático” con acreditación de puntaje aprobado por el  Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad: orientado a docentes de escuelas medias y siendo los profesores que dictan dicho curso destacados investigadores de las diferentes  unidades académicas de la Universidad.

0 Responses to “La UBA en la COP 15”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: