Archive for the 'Aire' Category

La UBA en la COP 15

Durante los días 7 y 18 de Diciembre, la Universidad de Buenos Aires formó parte de la Delegación Oficial de la Republica Argentina que participó de la XV Cumbre Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 15) y Protocolo de Kyoto, realizada en la ciudad de Copenhague.

Líderes y delegados de más de 180 países del mundo arribaron a la capital danesa para tratar un nuevo acuerdo fundamental en materia de compromisos sobre reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento del planeta, que extienda los compromisos del Protocolo de Kyoto (1997). En ese sentido, resultó notorio que la mayoría de los participantes sostuvieran, desde el principio del evento, “la importancia de llegar al menos a un acuerdo” en el marco de la COP 15.

Por ello, los resultados finales arrojados por la Cumbre no satisficieron las expectativas generadas. Las dificultades para formar consensos en materia de pautas diferenciadas con arreglo a las emisiones nacionales, debilitó las posibilidades de alcanzar un acuerdo vinculante entre el conjunto de las partes.

De todos modos, la Declaración Oficial alcanzada, a pesar de dejar pendiente el tratamiento del problema de fondo sobre los compromisos vinculantes sobre reducciones, dejó abierto el tema y expresó la voluntad de diálogo de cara a la futura Convención de México de 2010.

El cronograma oficial de actividades de la Cumbre ofreció conferencias, mesas redondas que en diferentes sesiones se concentraron en la comprensión del impacto del cambio climático en el mundo, la sensibilización y el compromiso político, explorando el potencial de medidas adaptación y desarrollo de estrategias, programas y proyectos de mecanismos de desarrollo limpio.

La cumbre del clima comenzó con presentaciones sobre las necesidades en materia de medidas que combatan el calentamiento del planeta. Se destacaron, principalmente,  los impactos del cambio de clima, tales como aumento del nivel del mar y un acelerado calentamiento del ártico.

En diferentes foros, se discutió acerca de cuánto de la solución climática debería provenir de países desarrollados, y de países considerados en vías de desarrollo. Por ejemplo, China, India, Sudáfrica, Brasil, propusieron que las naciones desarrolladas reduzcan sus emisiones de dióxido de carbono en un 40%, comparado a los niveles de 1990. Esto correspondería a una reducción de emisiones ocho veces mayor de lo que fue recomendado en el protocolo de Kyoto. En algunas reuniones también se ha discutido de que manera los países en vías de desarrollo, podrían reducir emisiones a medida que éstos continúan progresando.

La organización meteorológica de mundo (por sus siglas al inglés, WMO, World Meteorological Organization), hizo su presentación, compartiendo los resultados  de sus investigaciones sobre los expedientes de la temperatura global. También resulta interesante mencionar, el tema abordado en un evento organizado por FAO (Food and Agriculture Organization) y el Ministerio Danés de Alimentación, agricultura y pesca. Las conclusiones que se obtuvieron relacionadas al cambio climático, la seguridad alimentaria y la pobreza mostraron que estos temas no pueden ser abordados de manera aislada sino que debe existir un entrecruzamiento entre los diferentes sectores, clima, alimentos y sociedad.
 
Por otro lado, cabe señalar la ponencia de Lisa Jackson, Administradora de la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (por sus siglas al inglés, EPA, Environmental Protection Agency). Jackson mencionó a los asistentes que los investigadores de EPA han determinado que los gases de efecto invernadero están poniendo en peligro la salud de las personas, y por lo cual EPA está en contacto permanente con  el congreso de  su país para trabajar en esta seria problemática.

Desde el punto de vista de la Universidades, más allá de la fuerte presencia de Organizaciones No Gubernamentales y delegaciones oficiales de los Estados, se señala la insuficiente presencia de las Universidades del mundo en este foro. En relación a la comunidad académica-científica, estuvieron presentes el British Council, y las Universidades de Yale y de Copenhague. Cabe mencionar que el Ministerio de Educación danés financia proyectos presentados por la Universidad de Copenhague, destinados a ofrecer cursos que refuercen el interés por la enseñanza climática  Los cursos están dirigidos a profesores de enseñanza primaria y secundaria ordinaria y a las escuelas secundarias superiores.

En este contexto, es importante destacar que esto consolidó próximos acercamientos en la temática entre las Universidades, dado que la UBA también, desde 2007, dicta  un curso de capacitación docente “Prepararnos para el futuro: Abordajes de contenidos interdisciplinarios sobre el Cambio Climático” con acreditación de puntaje aprobado por el  Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad: orientado a docentes de escuelas medias y siendo los profesores que dictan dicho curso destacados investigadores de las diferentes  unidades académicas de la Universidad.

Anuncios

La Universidad de Buenos Aires de cara a la decimoquinta Cumbre Mundial sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP 15)

Durante los días 7 y 18 de diciembre de 2009, en la ciudad de Copenhague, Dinamarca, se llevará a cabo la decimoquinta Cumbre Mundial sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP 15). La relevancia, los objetivos y las propuestas implicadas por realización de este evento global instalarán el problema del Cambio Climático en toda su magnitud y complejidad en la opinión pública a una escala mundial. La magnitud e importancia de la COP 15 se relacionan con la serie de antecedentes establecidos por los acuerdos de Bali en el año 2007. En ese entonces, las 192 partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático se comprometieron a profundizar y ampliar negociaciones sobre una acción internacionalmente fortalecida contra el cambio climático; dicho proceso aspira a culminar en un ambicioso resultado negociado a fines de 2009 como coronación de la COP 15, cuya entrada en vigencia será requerida antes de enero de 2013.

La Universidad de Buenos Aires, a través de su Programa Interdisciplinario sobre Cambio Climático (PIUBACC), ha participado activamente dentro de la Comisión Nacional Científico-Tecnológica Sobre Cambio Climático, coordinada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. En ese marco, dicho organismo ha elaborado, con la colaboración de la Cancillería, la posición nacional que será presentada y defendida en la COP 15.

Ante la relevancia de dicho evento, la Universidad ha asumido como uno de sus ejes fundamentales la tarea de fomentar la divulgación y la socialización de los avances en materia de investigación de Cambio Climático. La realización de la COP 15, al mismo tiempo que exigirá una presencia del PIUBACC en la esfera pública y la divulgación de información de interés público en torno a las novedades del Cambio Climático, ofrecerá la oportunidad de fortalecer la presencia y publicitar el compromiso de la Universidad de Buenos Aires con la temática.

II Jornadas del Programa Interdisciplinario de la UBA sobre Cambio Climático (PIUBACC)

Estrategias Integradas de

Mitigación y

Adaptación a Cambios

Globales

VI Simposio Taller Internacional de la Red 406RT0285 CYTED “Efecto de los cambios globales sobre los humedales de Iberoamérica”
II Jornadas del Programa Interdisciplinario de la Universidad de Buenos Aires sobre Cambio Climático (PIUBACC)
Del 24 a l 26 de agosto de 2009, Buenos Aires
Sede:
Facultad de Derecho, Universidad de Buenos Aires. Av. Figueroa Alcorta 2263
INSCRIPCION LIBRE Y GRATUITA
PRIMERA CIRCULAR
Organizan:
Programa Interdisciplinario de la Universidad de Buenos Aires sobre Cambio Climático (PIUBACC).
Porgrama Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (CYTED). RED 406RT0285
Introducción
Los cambios globales son aquellos vinculados a los cambios en el uso y en la cobertura de la tierra, en la diversidad biológica, en la composición de la atmósfera y en el clima que pueden alterar la capacidad del planeta de sustentar la vida. Dichos cambios se han intensificado en las últimas décadas, trayendo aparejado problemáticas a nivel ambiental (pérdida de biodiversidad, fragmentación de hábitats, deterioro de recursos), a nivel socioeconómico (conflictos sociales de uso de recursos, disminución y pérdida de fuentes de trabajo, reconversión de actividades, nuevas estrategias económicas, problemática en la salud y bienestar humano) y a nivel jurídico-político (ajustes en las normativas asociadas a los recursos y su manejo, nuevas sinergias entre los organismos).
La Red 406RT0285 “Efecto de los Cambios Globales sobre los Humedales de Iberoamérica” del Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (CYTED), y el ProgramaInterdisciplinario de la Universidad de Buenos Aires sobre Cambio Climático (PIUBACC) han asumido la responsabilidad de organizar el VI Simposio Taller y las II Jornadas, bajo el lema “Estrategias Integradas de Mitigación y Adaptación a los Cambios Globales” a fin de contribuir a la generación de soluciones que permitan el diseño de estrategias ante estas nuevas problemáticas.
El objetivo de este evento es propiciar el intercambio de experiencias y la transferencia de conocimientos sobre este importante tema, a de integrar
los esfuerzos de diferentes grupos de investigación iberoamericanos y generar sinergias entre los investigadores, que permitan profundizar los conocimientos en la región y buscar posibles medidas de mitigación, rehabilitación o adaptación.
Ejes temáticos
1. Efecto de los cambios globales sobre los sistemas naturales y socioeconómicos.
2. Impactos sobre los servicios ambientales, salud, indicadores psicosociales y bienestar humano.
3. Identificación y evaluación de las presiones sobre los sistemas naturales y antrópicos.
4.    Políticas nacionales y sectoriales de prevención, mitigación, rehabilitación o adapatación a los cambios globales.
5. Alternativas para una gestión sostenible, la gestión de riesgos y el desarrollo sostenible.
Modalidad
Conferencias plenarias
Comunicaciones orales y pósters
Mesa redonda
Taller de Especialistas
Comité Académico Internacional

Alicia Fernández Cirelli

Lucas Fernández Reyes
Alejandra Volpedo
Joaquin Buitrago
Alejandro Brazeiro
Inés Camilloni
Aurora Besalú Parkinson
Claudia Natenzon
Alicia Bernardello
Rafael Seoane
Pablo Evelson
Alejandro Berra
Deborah Tasat
Nora Leibovich
Alejo Pérez Carrera
Gabriela Merlinsky
Guillermo Murphy
Juan Manuel Borthagaray
María Teresa Casparri

Comité Organizador

Lucas Fernández Reyes
Alejandra Volpedo
Andrea Tombari
Alejo Perez Carrera
Gustavo A. Thompson
Inés Camilloni
Mariela Beljansky
Luisa Fronti de García
Alicia Bernardello
Raúl R. Gallardo
Ana Murgida
Liliana Spescha
Schelica Mozobancyk
Aurora Besalú Parkinson
Sergio Pignuoli Ocampo
Ana María Balaszczuk
Presentación de trabajos
Se invita a la presentación de trabajos vinculados a los ejes temáticos.
Cada resumen será de hasta 250 palabras. Fuente: Arial 10; espacio 1,5; márgenes: superior e inferior 3 cm y laterales 2 cm, interlineado simple.
Antes del título del trabajo los autores deberán explicitar el eje temático de pertenencia de su trabajo.
El título del trabajo debe estar centrado y en negrita mayúscula (hasta 90 caracteres con espacios).
El resumen deberá incluir: Datos de/los autores, Procedencia Institucional, correo electrónico de contacto. Objetivos del trabajo, Materiales y Métodos, Resultados y Conclusiones.
Los autores deben estar mencionados como por ejemplo: Gutiérrez, A.C.; Pérez, A.L.; Suárez, J.A.
La procedencia institucional de los autores debe estar indicada dejando un reglón de espacio después del nombre, y debe estar con formato de alineación justificado. Cada trabajo deberá poseer el correo electrónico del primer autor.
El Comité Académico Internacional seleccionará trabajos de cada eje temático para ser expuestos oralmente, notificándoles a los autores sobre la modalidad de su presentación a partir del 30 de julio. El resto de trabajos aceptados por el Comité Académico Internacional serán expuestos en forma de póster.
El tamaño de los pósters deberá ser de 90 cm de ancho por 110 cm de alto. Los pósters serán colocados a las 8:30 hs del día designado por el Comité y retirados a las 17:30 hs del mismo día. Las comunicaciones orales serán de 15 minutos.
Fecha límite de presentación de resúmenes: 24 de julio de 2009.
Fecha límite de inscripción: 14 de agosto de 2009.
El Comnité Académico Internacional comunicará la aceptación de trabajos y la modalidad de presentación de los mismos a partir del 30 de julio de 2009.
Un jurado designado por elComité Académico Internacional, seleccionará entre todos los trabajos presentados los cuatro mejores, y se les otorgará premios.
Toda la información sobre este evento se encontrará disponible en:
Programa General Tentativo
Horario
Lunes 24
Martes 25
Miércoles 26
8:30 – 9:30
Inscripción de los participantes.
(Hall de los pasos perdidos)
9:30 – 10:00
Intervalo
Sesión científica
(Salón Rojo)
Comunicaciones orales de trabajos seleccionados
(Aula 217)
10:00 – 11:30
Acto de Apertura
(Aula Magna)
11:30 – 11:45
Intervalo
11:45 – 12:45
Conferencia Plenaria
(Aula Magna)
Conferencia Plenaria
(Aula Magna)
Conferencia Plenaria
(Aula 217)
12:45 – 14:00
Almuerzo libre
14:00 – 16:15
Sesión científica
(Salón Rojo)
Mesa Redonda
(Salón Rojo)
Taller de Especialistas:
“Integración y cooperación Iberoamericana para las
Estrategias de mitigación y adaptación a Cambios Globales”
(Aula 217)
16:15-16:30
Intervalo
16:30-17:30
Exposición de pósters
(Hall de Pasos Perdidos)
17:30-18:30
Presentación del
Libro de Desafíos del cambio climático y global en Argentina (PIUBACC)
(Salón Rojo)
Acto de Clausura
(Aula Magna)

Cultivo Energía

La transformación de biomasa en energía es un tema que se viene revisando desde hace muchos años y también cuestionando, especialmente cuando se estudia la crítica situación referida a las limitaciones de la tierra ya domesticada y cultivada, sea para la producción de alimentos o de energía.

La aparición de comentarios favorables hacia los biocombustibles, y de la celebración de convenios entre países líderes del norte y países latinoamericanos también poderosos, se promueve como una imposición de ciertos sectores globales preocupados por los precios y dependencias energéticas, que no analizan con rigor las serias consecuencias.

En todo el mundo, la existencia de tierra agrícola es limitada y su disponibilidad tiende a ser menor. La demanda por nuevas tierras para la producción de alimentos y biocombustibles pone también una nueva presión sobre la biodiversidad y los recursos naturales (recordemos que en Latinoamérica hay cinco países con la máxima riqueza biótica: Barsil, México, Colombia, Perú y Ecuador).

El fomento por la producción de biocombustibles, está alcanzando una enorme dimensión en países agrícolas, lo que estaría reflejando la preocupación por el uso y encarecimiento de los combustibles fósiles y el calentamiento global.

Desde las naciones más desarrolladas se están poniendo metas en el uso de combustibles alternativos a los fósiles, para lograr una reducción de las emisiones de CO2, pero no se revisan ampliamente los efectos que podría tener este cambio sobre la producción de alimentos, pudiendo aumentar los costos de estos últimos por limitarse se oferta.

La tierra de calidad agrícola es cada día más escasa, la población mundial creciente y el deterioro de los suelos una cuestión prioritaria a tener en cuenta. Sumado a ello, el cambio climático que impacta sobre la agricultura latinoamericana, agrega incertidumbres y cambios a mediano plazo, que no están siendo evaluados adecuadamente.

Políticas Posibles

Existe un Proyecto de Ley elaborado por el Senado de la Nación que promueve la identificación y eliminación de políticas fiscales y promocionales de actividades y de servicios que obstaculizan la lucha contra el Cambio Climático antropogénico.

El proyecto consiste en la creación, por parte de PEN de una Comisión de trabajo integrada por funcionarios de las diferentes reparticiones de la Administración Pública Nacional con incumbencia en esta materia, así como también considera la posibilidad de solicitar la participación del sector privado, académico y de la sociedad civil.

Pasados los tres meses de trabajo de esta comisión, el PEN elevaría al Congreso de la Nación las modificaciones  que deban hacerse por ley, tendientes a la eliminación gradual de las políticas fiscales y promocionales identificadas.

La fundamentación de este Proyecto de Ley, parte de la aprobación, por parte del Congreso Nacional a través de la Ley 24.295, de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) y por Ley 25.438, del Protocolo de Kyoto de esta misma Convención.

En ese sentido, el inciso f) del artículo 4 de la Convención prescribe que “todas las partes, teniendo en cuenta sus responsabilidades comunes pero diferenciadas y el carácter específico de sus prioridades nacionales y regionales de desarrollo, de sus objetivos y de sus circunstancias deberán:(…) tener en cuenta, en la medida de lo posible, las consideraciones relativas al cambio climático en sus políticas y medidas sociales, económicas y ambientales pertinentes y emplear métodos apropiados, por ejemplo evaluaciones de impacto, formulados y determinados a nivel nacional, con miras a reducir al mínimo los efectos adversos en la economía, la salud pública y la calidad del medio ambiente, de los proyectos o medidas emprendidos por las Partes para mitigar el cambio climático o adaptarse a él (…)”.

El proyecto, entonces, se sustenta sobre la base del principio de pensar local y actuar global. Es que si bien nuestro país no ha contribuído en el pasado en gran proporción con emisiones de gases que provocan el efecto invernadero, como sí lo han hecho los países industrializados, el clima y el ambiente es uno solo.

Algunos ejemplos de políticas fiscales y promocionales de actividades que no consideran su impacto en el clima y el medio ambiente son: 1)el cobro de impuestos a vehículos automotores y motores (en Argentina paga menos impuesto un automóvil viejo y más contaminante que uno nuevo, a la inversa de lo que sucede en Alemania), 2) la promoción con incentivos fiscales al sector maderero que provoca la disminución de bosques en nuestro país, 3) las medidas que fomenten el uso de energías convencionales, desalentando la inversión en energías renovables; entre otros ejemplos.

Asimismo, la Ley General del Ambiente Nº 25.675 en el artículo 4 enumera determinados principios de política ambiental, entre ellos se cita al principio de equidad intergeneracional que plantea que los responsables de la protección ambiental deberán velar por el uso y goce apropiado del ambiente por parte de las generaciones presentes y futuras; mientras que el principio de progresividad prescribe que los objetivos ambientales deberán ser logrados en forma gradual, a través de metas interinas y finales, proyectadas en un cronograma temporal que facilite la adecuación correspondiente a las actividades relacionadas con esos objetivos.

Fuente: Texto del Proyecto de Ley del Senado de la Nación S-1495/07, extraído de http://www.senado.gov.ar.

Metano Ganadero

Las actividades agrícolas y ganaderas contribuyen directamente a la emisión de gases efecto invernadero (GEI), la mayoría de este tipo de emisiones son ocasionadas por la actividad ganadera que, después del sector energético, es la actividad económica más implicada, aportando el 35% de las emisiones totales del país. Conocer esta influencia obliga a comprometernos con la defensa de nuestro planeta.

La producción de metano es parte de los procesos digestivos normales de los animales: durante la digestión, los microorganismos presentes en el aparato digestivo (bacterias metanogénicas) fermentan el alimento consumido por el animal. Entre las especies ganaderas , los rumiantes (bovinos, caprinos, ovinos) son los principales emisores de metano.

En los animales no rumiantes (porcinos, equinos, asnales) la fermentación ocurre en el intestino grueso, que tiene una menor capacidad de producción de metano. Debido a que esta producción es el resultado de procesos digestivos, la cantidad de metano emitida varía con el tipo de animal, su naturaleza, cantidad y digestibilidad de alimento consumido y con el nivel de producción.

El manejo del estiércol del ganado produce emisiones de metano y de oxido nitroso diferentes dependiendo de la dieta de los animales; cuanto mayor contenido energético y digestibilidad posee el alimento, mayor es el potencial de emisión de metano (por ejemplo, los animales en feedlot que mantienen una alimentación muy energética producen el doble de metano que aquellos mantenidos con forrajes de baja concentración energética).

En el sector ganadero, el óxido nitroso producido por el estiercol desde los campos de pastoreo aporta cerca del 43% de las emisiones, el resto, casi en su totalidad, es metano producto de la fermentación entérica en su mayoría proveniente del ganado bovino.

Al considerar las condiciones naturales para la producción ganadera en nuestro país, resulta muy probable que continúe desarrollándose en condiciones extensivas con sus características actuales. Para contribuir entonces a la disminución de emisiones se deberá:

  • Incrementar la velocidad de producción a través del mejoramiento de las pasturas.
  • Implementar procedimientos adecuados de sanidad animal.
  • Mejorar el manejo del rodeo.
  • Crear elementos de promoción de las reducciones de metano.

Basado en:

Estudio de mitigación de emisiones a través de la reducción de las emisiones de metano entérico elaborado por la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación; y en www.inta.gov.ar/ediciones/idia/carne/carneo03.pdf

Más Cerca del Deshielo

Cierto, estamos ante un acontecimiento que llama la atención de todos. A através de los diferentes medios, estamos siguiendo, minuto a minuto, la precoz caída del glaciar Perito Moreno.

Sin dudas un hecho fascinante para todos los habitantes del sur argentino que pueden acercarse a contemplar tan increíble espectáculo, y también para los que estamos un poco más lejos, que aún a pesar de la distancia las imágenes nos llegan, nos emocionan (claro, con un poco de ayuda de la música de los tapes que transmiten por tv) y nos hacen pensar “qué grande es la naturaleza”… tan mágica… tan fuerte… tan maravilla única.

Sin embargo, desde este espacio no podemos omitir la obvia, pero también necesaria pregunta ¿cuánto de la acción nuestra, tiene que ver en el desmoronamiento temprano de este patrimonio de la humanidad?… ¿Es que seguimos con esta compulsión a deteriorar el patrimonio público? Este es el patrimonio de todos, no ME paretenece sino que NOS pertenece y le pertenece también a las generaciones que están por venir.

No nos damos cuenta de cómo es nuestra contribución, pero debiéramos tomar conciencia en algún momento y comenzar por lo que esté a nuestro alcance. Tal y como venimos sosteniendo desde nuestra primera comunicación.

De hecho, de acuerdo a la segunda comunicación Nacional elaborada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, el 71% de las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) provienen de las áreas metropolitanas, de las cuales el 61.3% son producidas por el transporte no masivo, es decir autos particulares. Ya tenemos un lugar por donde comenzar.

Nuestra contribución al aumento del efecto invernadero podría mitigarse de algún modo si decidiéramos utilizar con mayor frecuencia el transporte público (aunque resulte sacrificado). El tranvía resulta clave como medio no contaminante, aunque es necesario que vuelva a funcionar cubriendo mayores distancias.

En función de la emisiones de GEI en las rutas nacionales existen algunas medidas de mitigación que podrían resultar favorecedoras como:

  • Cambio de combustible
  • Buenas prácticas de manejo
  • Control de velocidad
  • Cambio modal de camión a ferrocarril (esta última debiera ser analizada con mayor detalle, ya que es esencial, no sólo para la disminución de las emisiones de GEI sino también para el desarrollo económico y social del país).

Si sólo aplicáramos las tres primeras  medidas mencionadas, la reducción de emisiones de GEI sería del orden de las 3 millones de toneladas de CO2 anuales.